Museo Histórico Regional Casa Del Inca Garcilaso De La Vega

Descripción

Ubicado en la casona colonial del ilustre escritor y cronista cusqueño Garcilaso de la Vega Chimpuocllo, la edificación data de fines del siglo XVI e inicios del siglo XVII y fue habitada por Garcilaso hasta 1560, año en que partió definitivamente a España. Se levantó sobre los andenes incaicos que formaban la Plaza Cusipata. Respecto al edificio, la tipología muestra una influencia de edificio civil andaluz, desarrollándose a partir de un patio central, una galería de arcos de medio punto, balcones de piedra en la crujía este y de madera en el resto de las crujías del segundo nivel. Fue intervenida con procesos de restauración después de los sismos de 1650, 1950 y 1986.

Tiene sus orígenes en el Museo Virreinal, decretándose su creación mediante D.S. Nº 1335 del 30 de abril de 1946. Inicia su exposición con donaciones de la familia Concha Ibérico, funcionando en el local de la ex-Sociedad Mutua de Empleados.

Posteriormente se trasladó a la casa de los Cuatro Bustos en la calle de San Agustín (hoy Hotel Libertador). Considerando la importancia de las colecciones, el Instituto Nacional de Cultura adquiere la Casa del Inka Garcilaso de la Vega, permitiendo elevar de categoría al Museo Virreinal como Museo Histórico Regional mediante R.S. Nº 207, del 01 de marzo de 1967.

Movimientos sísmicos de 1986 y 1989

Después de los movimientos sísmicos de 1986 y 1989,el Instituto Nacional de Cultura delegó al arquitecto Alcides Enríquez Peláez, para realizar trabajos de consolidación estructural e intervención integral de las cubiertas de la casona colonial, adecuando el inmueble para uso de museo, donde se incluyó trabajos de consolidación en los arcos de piedra y ladrillo, se renovó el muro de quincha del segundo nivel que da a la calle Heladeros, así como gran parte de la carpintería de madera. A partir de esta restauración el museo continúa funcionando en este lugar.

1966.Arquitectura Civil

Por otro lado, la importancia adquirida años atrás de este inmueble permitió categorizarla como arquitectura civil domestica, mediante Resolución Suprema N° 485-1957-ED de fecha 09/12/1957. El año de 1963, el Ministerio de Educación expropió el inmueble de la familia Luna Oblitas, para efectuar trabajos de restauración entre los años de 1964 y 1966, a cargo del arquitecto Víctor Pimentel Gurmendi y arquitecto cusqueño Torres Ballón.

En 1967 mediante Resolución Ministerial N° 1167 se dispuso el funcionamiento del Museo Histórico Regional; años después pasó a conformar parte del Instituto Nacional de Cultural, funcionando el Archivo Departamental. El mismo año en fecha del 09 de diciembre, el edificio es declarado como Monumento Nacional mediante R.S. N° 485-57-ED.

1877.siglos XIX y XX

Por sus características arquitectónicas y ubicación, el edificio fue referencial para viajeros, científicos y exploradores que pasaron por el Cusco entre los siglos XIX y XX. En el libro de Ephraim G. Squier (1877) “Un viaje por tierras incaicas” presenta un dibujo de la parte frontal de la casa, tal cual lucía en la segunda mitad del siglo XIX. Consecutivamente, en el terremoto del año 1950, el inmueble sufrió serios daños hasta derrumbar la fachada.

1534.Siglo XVIII

Posteriormente a la llegada de los españoles y el reparto de solares, en 1534 la Casa Garcilaso fue edificada por Pedro de Oñate, conservando en su fachada parte de la andenería inka. Tras su muerte el inmueble pasó a manos del capitán Sebastián Garcilaso de la Vega, padre de nuestro ilustre escritor, Inka Garcilaso de la Vega.

A lo largo de cuatro siglos, esta casa tuvo diferentes propietarios, quienes adecuaron las fachadas, interiores y puertas, de acuerdo a las necesidades y usos (depósitos, vivienda y locales comerciales). Un factor que coadyuvó a estas adecuaciones, fueron los terremotos de los años 1650, 1950 y 1986 que arremetieron la ciudad de Cusco.

Del estado y reconstrucción de la casa provocado por el terremoto de 1650 no se tiene registro alguno, sin embargo se tiene referencias que a finales del siglo XVIII, se construyeron en casas cusqueñas las primeras galerías, las cuales no fueron frecuentes; en relación a la casa Garcilaso se construyó una de ellas, manteniendo como entorno principal el patio central siendo el eje de las funciones de la casa.

Siglo XVI

La construcción data del siglo XVI, correspondiendo a las edificaciones civiles de palacios menores o casonas de la época colonial. Se levantó sobre andenes inkas que conformaban la plaza de Kusipata; Bernabé Cobo sostiene que durante el gobierno del Inka Huayna Qhapaq se instauró en este lugar la cuarta huaca del octavo ceque hacia el Chinchaysuyo.



Travel Categories